Lo que provoca envidia no es el dinero, el auto o la casa que tienes. A veces, el envidioso

Lo que provoca envidia no es el dinero, el auto o la casa que tienes. A veces, el envidioso

Imagen con la frase: Lo que provoca envidia no es el dinero, el auto o la casa que tienes. A veces, el envidioso tiene eso y más. Lo que le causa envidia es tu brillo, ese que jamás se podrá apagar.

Related Posts