Quien tiene a Dios en el corazón no tiene espacio para el odio

Quien tiene a Dios en el corazón no tiene espacio para el odio

Quien tiene a Dios en el corazón no tiene espacio para el odio.

Related Posts